REGLAS PARA MEJORAR LA CONVIVENCIA

1) NO TRATE TEMAS  IMPORTANTES EN LOS MOMENTOS TENSOS DEL DÍA.  Es bueno hablar de los sentimientos en el mismo momento que surge. Sin embargo, si desea discutir un asunto que tiene mucha carga emocional , lo mejor es que espere a que puedan sentarse a hablar tranquilamente. Evite tratar temas espinosos cuando este cansado, durante los momentos tirantes del día, o en lugares que no haya suficiente privacidad o tiempo como para estar totalmente atento y tratar el tema a fondo.


2) NO DEJAR PARA MAÑANA LOS PROBLEMAS DE HOY.
  No ignorar el problema cuando surge, lo mejor es tratarlo y resolverlo en el mismo momento o hacer un acuerdo temporal para llegar a dicho acuerdo, solicitando la ayuda que corresponda (profesional) si no se encuentra solución. Cuando se ignora el problema los sentimientos negativos tienden a aumentar y opacan a los positivos, hasta llegar al punto en que ud. mira para atrás y ve una larga y pesada lista de cosas que no marchan bien y opacan la relación entre las partes.


3) NO CONFRONTAR PARTIENDO DEL PREJUICIO QUE EL OTRO ES EL EQUIVOCADO.
  Si disiente con la otra parte porque cree que él tiene la culpa y resultare que no estaba en lo cierto, luego los dos van a tener que superar otro problema adicional, que es superar los prejuicios para que la verdad finalmente aflore.  Comience las conversaciones con frases como ” yo no entiendo esta situación” . Esta forma de expresarse hace que al menos parte de la responsabilidad inicial recaiga sobre ud., lo que contribuye a que la otra parte se sienta menos a la defensiva y con más deseos de trabajar sobre el problema planteado.


4) ANTES DE DEFENDERSE ESCUCHE LO QUE LA OTRA PARTE QUIERE DECIRLE.
  Cuando se recibe una acusación de cualquier tipo, automáticamente se tiende a explicar el asunto desde el propio punto de vista. Aunque esta parece ser una reacción lógica , en realidad se trata de un acto defensivo innecesario y contraproducente.  Cuando la otra parte confronte para tratar un asunto, concéntrese primero en sus sentimientos y trate su defensa como un asunto aparte ( haga preguntas y esclarezca al máximo que le pasa realmente a la otra parte). Con frecuencia descubrirá que el problema no depende de ud. y que ambos pueden resolverlo.


5) TRATE UN SOLO ASUNTO POR VEZ.
 Durante las discusiones muchas personas tratan de defender sus posición contra viento y marea y para lograr su objetivo traen a colación asuntos del pasado en los cuales creen que la otra parte estaba equivocada. Esto solo sirve para aumentar la complejidad de la discusión y sea más difícil llegar a un acuerdo. Primero concentrarse en tratar y resolver un solo tema y una vez que lo hayamos logrado entonces sí pasar a otro tema.


6) DIGA EXACTAMENTE LO QUE QUIERE DECIR.
 No generalice, nuestras palabras pueden parecernos suficiente claras pero quien esta escuchando puede interpretarlas de una manera totalmente diferente.

7) ESCUCHE CON ATENCIÓN Y ASEGÚRESE DE ENTENDER LO QUE LE ESTÁN DICIENDO. No saque conclusiones precipitadas, ni se ponga a la defensiva. Si están discutiendo algo importante trate de repetir a la otra parte lo que ud. oyó. Si ud. pone en duda la validez de alguna frase, repita palabra por palabra, simplemente para comprobar si la escuchó bien.


8) HAGA PETICIONES, NO EXIGENCIAS.
 Exigir trae aparejado que detrás del incumplimiento habrá un castigo (una critica, un gesto, un silencio, dar media vuelta e irse). La relación se torna mucho más afectiva cuando somos capaces de hacer peticiones y dejar las exigencias de lado.


9) ES MEJOR RESPONDER QUE REACCIONAR.
  Esta es una de las formas más importante de mejorar la comunicación y la convivencia, ya que la tendencia a reaccionar suele causar serios problemas de comunicación y comprensión. Cuando ud. reacciona a causa de un acto que el otro hizo, ud. deja de vivir según sus parámetros permitiendo que las palabras o acciones del otro influyan en su comportamiento, en lugar de ello hable sobre lo dicho o el acto realizado por la otra parte y vea ud. si su reacción (la de la otra parte) es apropiada.


10)
 REGLA PRINCIPAL. HAGA QUE LA COMUNICACIÓN SE MANTENGA EN EL NIVEL DE LOS SENTIMIENTOS. A veces necesitamos decir algo, pero nos dá miedo  que la otra persona se sienta herida, se enoje o malinterprete nuestras palabras. Es importante establecer primero un contacto afectivo de corazón a corazón, poniendo en primer lugar el amor y los sentimientos mutuos. Esta regla debe ser prioritaria, por encima de cualquier asunto que surja en la relación.

Si ud. abre su corazón y muestra su vulnerabilidad , si muestra sus temores de ser herido de herir, la otra persona sentirá el deseo de respetar sus sentimientos y hacer honor a la confianza que ud. le ha demostrado.

2018-12-27T17:01:34-03:00
Click para abrir
Envía un mensaje x whatsapp
Contáctanos x whatsapp
Powered by